Censura en Twitter: aumentan las barreras a la libertad de expresión en internet

iProfesional, Argentina, February 3, 2012


Por: Silvina Moschini, CEO & Founder Intuic | The Social Media Agency.

Silvina Moschini, de Intuic, advierte que con esta iniciativa de la compañía se perderá la naturalidad de la red para reflejar movimientos sociales.

Las aguas parecen no aquietarse en estos días. Entre los debates de SOPA y PIPA, y el cierre de Megaupload surge una nueva problemática: Twitter bloqueará mensajes considerados ofensivos e indebidos según la legislación de cada país.

Esta no parece ser una buena temporada para los que vemos en Internet una tecnología abierta y democratizadora.

Primero fueron las discusiones disparadas desde los Estados Unidos en torno a las regulaciones para detener la piratería.

Después, el cierre por parte del FBI de uno de los mayores sitios para compartir contenidos online.

Ahora Twitter parece haberse sumado a la tendencia de atentar contra la libertad en la red, al anunciar que podría censurar los contenidos que violen las leyes locales de un país.

Los creadores de la red social de los 140 caracteres han informado a los usuarios la nueva medida mediante un comunicado oficial lanzado el día 26 de enero, donde confirman que eliminarán contenidos específicos amparándose en las leyes y las peticiones de cada nación.

El mensaje justifica la medida, aclarando que se debe al gran crecimiento internacional de la plataforma, que ha ingresado a nuevos países donde las ideas sobre la libertad de expresión son distintas.

Un freno social

Con el objetivo de frenar el aluvión de críticas que trajo consigo el comunicado, uno de los portavoces de la compañía aseguró que la eliminación de los twits se realizará únicamente cuando estén instados por la ley.

Lo cierto es que en el comunicado oficial no queda muy en claro como se ejercerá el control de los mensajes, pero la eliminación de cada uno de ellos regirá sólo en el país de origen y quedará disponible para el resto del mundo.

El usuario afectado recibirá una comunicación explicando el por qué de la eliminación de su comentario.

La raíz del temor ante esta iniciativa de la compañía se debe a que, si cada país va a poder recurrir a la justicia para que los twits que considere inapropiados sean borrados se perderá la naturalidad de la red para reflejar los distintos movimientos sociales, tal como ha sucedido hasta el momento. 

No debemos olvidar el protagonismo que tuvo Twitter en los sucesos políticos que sacudieron medio oriente a principios del año pasado, o ante catástrofes naturales como el terremoto en Japón. 

No es la primera vez que el escándalo de la censura se cierne sobre las social networks.

En agosto de 2011, ante las revueltas sociales en el Reino Unido, el primer ministro británico David Cameron expresó su deseo de bloquear el acceso a las redes sociales a aquellos usuarios acusados de utilizarlas para promover las protestas.

En aquella ocasión la intención de acallar a la web no prosperó, pero lo cierto es que probablemente la próxima revolución no podrá ser twitteada si el gobierno al que se enfrenta acude a la ley aludiendo que los mensajes compartidos van en contra del orden del país.

A esto se refería Aurelio Martín, vicepresidente y responsable de tecnología de la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España) cuando decía: “Si a esta multinacional, Twitter, los países totalitarios la convencen de que elimine información perjudicial para ellos, la humanidad nunca conocerá lo que está ocurriendo en estos territorios. Twitter es un medio de comunicación: si se aplica la censura de manera severa, peligraría la libertad de expresión y favorecería las dictaduras".

¿Y ahora?

Lo cierto es que muy difícilmente los navegantes estén de acuerdo con esta nueva medida que los afectará directamente sin conocer el alcance efectivo de los límites y el control.

Twitter ha crecido gracias a sus usuarios y el protagonismo que cada uno de ellos le dio a la herramienta para expresar sus ideas y sentimientos. Si la rigidez hacia ellos crece, posiblemente migren hacia otras redes sociales donde sientan que sus opiniones son respetadas. 

El eje en las redes sociales son los usuarios, ellos son los principales productores de contenidos y las grandes compañías no deben olvidarse de esto.

En lo que va del 2012 la libertad de expresión en la red se ha visto vapuleada, y gracias a la reacción de quienes participan activamente en ella se pudo poner un freno. Pero la pelea parece no haber llegado a su fin… todavía.