Blog

Ley antipiratería: suspendida por falta de consenso


Luego de perder el apoyo del gobierno de Barack Obama, entre otros, el congreso de Estados Unidos decidió congelar el proyecto de ley, hasta tanto no consiga el consenso necesario.

“No apoyaremos leyes que reduzcan la libertad de expresión, aumente los riesgos para la seguridad en el área cibernética o socaven una red global dinámica e innovadora” decía entre otras cosas el comunicado lanzado por la Casa Blanca días atrás. Los voceros del gobierno de Barack Obama reconocen en el oficio publicado la importancia de detener la piratería, pero sin poner en riesgo la naturaleza de la red.

Es importante recordar que no solo el gobierno local ha quitado el apoyo a S.O.P.A (Stop Online Piracy Act), grandes compañías como Facebook y Google se han mostrado, desde sus comienzos, en contra de la naturaleza del proyecto. Por otra parte, Apple y Microsoft, quienes en principio apoyaban la ley han dejado de hacerlo al ver la reacción de los usuarios contra aquellos que estaban a favor del proyecto.

De a poco la ley fue perdiendo fuerzas y adeptos, generando su suspensión hasta conseguir el apoyo necesario para avanzar con el proyecto que según sus propulsores ha sido creado únicamente para detener la piratería online. Por su parte, el congresista e impulsor de la ley Lamar Smith, ha declarado que S.O.P.A satisface las necesidades del Gobierno de Obama y aseguró que retirará del proyecto un artículo en el que se requiere a los proveedores de servicio de Internet que bloqueen el acceso a sitios fuera de Estados Unidos donde se ofrezcan contenidos pirateados. ¿Será esto suficiente para conseguir el apoyo necesario?


Cambios necesarios

Aún quedan puntos álgidos en el proyecto: la naturaleza del usuario esta puesta en riesgo. Los distintos sitios de Internet deberán controlarlos exhaustivamente, vigilando que no compartan contenidos que infrinjan la ley de derecho de autor. La aprobación de la ley generará que las búsquedas en Google traigan, indefectiblemente, menos resultados y que sitios como Wikipedia, que es alimentada de manera colectiva tendrá muchos límites en la generación de información, ya que cualquier compañía que los denuncie por violación al copyright a partir de un enlace dentro de sus contenidos, podrá pedir que bloqueen el sitio. Es simple lograr el bloqueo de un sitio, solo una denuncia es necesaria para dejarlo fuera del mundo online.


Reacción Online


La suspensión del proyecto frenó la tan temida reacción: grandes sitios de Internet habían anunciado el “apagón de la red”, dejando de proveer sus servicios por un día, en forma de protesta contra la nueva ley. La acción hubiese generado un gran impacto a nivel mundial, ya que Internet se ha convertido, en 20 años en parte fundamental dentro del mercado y la vida de los usuarios.

Con la amenaza del apagón latente, los impulsores de SOPA buscan la manera de reinsertar el proyecto y conseguir el apoyo no solo de las grandes disqueras y compañías cinematográficas que hasta el momento no sirvió para aferrarse en el congreso. De los cambios que realicen en la propuesta depende que no vuelvan a fracasar en el intento. La piratería online debería ser controlada sin afectar a los usuarios, ¿podrán lograrlo?